fbpx

15-trucos-para-hacer-el-calzado-más-cómodo-14-730x487

 

Todos hemos usado alguna vez un par de zapatos incómodos, normalmente cuando son nuevos y esto hace que ese día de estreno se convierta en una amarga tortura entrando en las primeras horas de la tarde.  Las que más sufren por lo general con este tema son las damas, ya que los tacones altos suelen causar dolor  y dificultad para caminar, pero más de una, si se lo preguntas, te dirá que vale la pena con tal de lucir espléndida.

En este artículo vamos a brindar algunos trucos para que ellas puedan seguir no solo luciendo espléndidas si no también, sintiendo comodidad mientras lo hacen y ojo que muchos de estos consejos son igualmente válidos para los caballeros.

  1. ¿Te ha sucedido que te resbalas con zapatos de suelas? pues yo creo que a todos nos ha sucedido y hemos pagado más con el dolor del orgullo que con el físico en alguna caída. Para evitar que tus suelas resbalen, frótalas con una lija para que obtengan textura y agarre con el suelo.
  2. ¿Te ha sucedido que tus zapatos rechinan al caminar? creo que todos lo hemos vivido, zapatos que suenan con cada paso y cuando hay silencio, somos un concierto caminante. Para evitar que esto suceda, utiliza talco Pulvapies dentro de tu calzado antes de usarlo. El sonido se da por fricción y el talco ayuda a disminuirla.
  3. ¿Se te hace dificil caminar con esos tacones altos? Juntar el tercer y cuarto dedo con gasa o esparadrapo quirúrgico facilita el caminar con tacones brindandote seguridad en cada paso.
  4. ¿Zapatos nuevos? Los zapatos de cuero cuando son nuevos pueden apretar en ciertos lugares y es conocido que debemos usarlos para que el cuero se estire y empiece a ceder acoplándose a nuestros pies. Puedes hacer dos cosas para acelerar el proceso sin sufrimiento:
  • Cálzate los zapatos y caliéntalos con un secador de pelo durante algunos minutos. Luego camina alrededor de tu casa para que el material ceda y queden más cómodos.
  • Llena dos bolsas con agua helada e introdúcelas en tus zapatos. Luego mételos en el congelador durante toda la noche. De esta manera, será el hielo el encargado de aflojar tus zapatos y no tus pies.

5. La mejor hora para probarte calzado es durante la tarde o noche ya que, al final del día, nuestros pies pueden hincharse alcanzando hasta medio número más.

Ahora, tienes un nuevo arsenal de herramientas para sentirte fuera de serie con tus zapatos. No olvides aplicar Pulvapies todos los días después del baño para complementar tu experiencia y vigorizar tu día.