fbpx

ejercicio en casa pulvapies

 

 

La falta de tiempo no es excusa para no realizar ejercicio y mantenerse en forma. De hecho al hacer una serie de rutinas desde tu propio hogar mientras miras televisión o escuchas música puede ser muy beneficioso para tu salud y además, te permita optimizar tu tiempo libre. De esta manera, cuando vayas a dormir por la noche, te sentirás mejor contigo mismo y vas a tener un sueño más placentero.

Flexiones de pecho: recuéstate en el piso boca abajo, elévate con las puntas de los pies, separa las manos a la altura de los hombros. Sube y baja lentamente. Si resulta difícil, apoya las rodillas en el piso para ejecutar el ejercicio. Haz 3 series de 12 repeticiones cada una.

Sentadillas: separa los pies a la altura de la cadera y baja lentamente como si te fueras a sentar, evita que la rodilla rebase la punta del pie. Haz 3 series de 10 repeticiones cada una.

Elevación de brazos: utiliza botellas de agua de ½ litro si eres principiante; si ya eres experto utiliza de 1 litro. Párate con las piernas ligeramente abiertas, toma las mancuernas y eleva lentamente los brazos, baja sin tocar el cuerpo. Haz 3 series de 15 repeticiones cada una.

Abdominales: recuéstate sobre un tapete, levanta el dorso sin forzar el cuello e intenta unir simultáneamente codo derecho con rodilla izquierda y viceversa, simulando el pedaleo que se realiza cuando vas en bicicleta. Para ver resultados de forma rápida, realiza esta rutina mínimo 3 veces por semana. Recuerda que con constancia y esfuerzo se logran todos los objetivos.

A esta rutina te aconsejamos sumar una caminata diaria de 30 minutos o un trote ligero si tu estado físico lo permite.

Realiza esta rutina entre 3 a 4 veces por semana y procura ingerir alimentos sanos, muchas verduras, fruta, cereales con fibra, proteínas magras y limita al máximo la ingesta de azúcar y grasas.

En un mes notarás la diferencia. Eso si, recuerda: Las rutinas son efectivas si las conviertes en parte de tu vida es decir, no es un plan para ejecutar un par de meses, acéptalo no como un sacrificio si no como tu día a día.

¡Mucha suerte!