fbpx

img_como_tratar_la_mala_circulacion_de_forma_natural_549_orig

 

Si sientes que a menudo se te duermen los pies o las manos, entonces es momento de tomar cartas en el asunto y mejorar tu circulación sanguínea.

El ejercicio por supuesto es siempre importantísimo para mantener una buena salud, pero la dieta lo es de igual manera y existen alimentos que son aliados así como, los hay los que se convierten en enemigos al momento de mejorar nuestra circulación.

Los problemas de circulación suelen deberse principalmente a la falta de actividad física, a acumulación de grasas o falta de elasticidad en los vasos sanguíneos, a tensiones emocionales y, sobre todo, a una deficiente dieta. En este caso te daremos algunos tips dietéticos para que tu circulación mejore y la calidad de tu sangre este siempre en las mejores condiciones para nutrir tu cuerpo.

Alimentos no recomendados:

Grasas derivadas de los lácteos, carnes rojas, fritos, embutidos de origen animal (jamón, salchicha, etc.), tocino, mantequilla, margarina, platos muy cocinados y aceitados, encurtidos, conservas, productos azucarados o procesados, todo lo frito (papas tostadas, etc.). Un exceso de sodio también es nocivo, por lo que se debe evitar el abuso del consumo de sal, y evitar beber alcohol, fumar y consumir productos irritantes como el café o picante.

Alimentos recomendados:

  • Aceites vegetales (soja, sésamo, oliva, etc.), frutos secos, pescados azules como el salmón, atún, etc., aceitunas, aguacate, frutas cítricas (naranja, mandarina, limón, etc.), tomate rojo, algas marinas, alimentos ricos en potasio el plátano, cereales integrales, legumbres, etc.
    Se deben incluir diariamente alimentos ricos en fibra, ya que esta ayuda a eliminar la grasa acumulada. Además, se debe incluir agua pura, beber 2 litros al día como mínimo.

Los arándanos son ricos en vitamina P, la cual aumenta la resistencia capilar reduciendo su fragilidad e hipermeabilidad, son excelentes para mejorar la micro-circulación, además de que favorecen la regeneración de los pigmentos de la retina. Se recomienda consumir esta fruta diariamente, como si fuesen uvas, sobre todo en casos de trastornos hemorrágicos por fragilidad capilar o insuficiencia venosa, así como en casos de visión nocturna deficiente.

El ajo es uno de los mejores aliados de una buena circulación sanguínea, entre una larga lista de beneficios, tiene propiedades vasodilatadoras, las cuales ayudaran a que tu circulación mejore notable y rápidamente. Para su mejor aprovechamiento, toma ajo en ayuna con un vaso de agua tibia diariamente.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como la linaza o el aceite de pescado son también adecuados en dietas para mejorar la circulación sanguínea.

Hierbas para mejorar la circulación

Por suerte la naturaleza tiene todo para ayudarnos a recuperar la salud. Y las infusiones a base de hierbas medicinales son una alternativa excelente para ayudar al cuerpo a tener  una buena circulación. Aquí te damos algunas hierbas:

  • Romero: buena para activar la circulación sanguínea.
  • La cola de caballo: es un remedio muy bueno para evitar el endurecimiento de las arterias y ayudar a reducir el colesterol nocivo acumulado. Bebe una tacita después de comer, una o dos tacitas cada día serán suficientes.
  • Espino blanco: buena para trastornos cardíacos y para mejorar la circulación coronaria y la eficiente nutrición del miocardio. El Espino blanco es ligeramente reductor de la frecuencia cardíaca, por lo que se emplea en arritmias y taquicardias, así como en la insuficiencia cardíaca.
  • Muérdago
  • Pasiflora
  • Hojas de olivo: tienen un efecto hipotensor por su actividad como vasodilatador periférico y diurético. Se usa para bajar la tensión y prevenir anginas de pecho y arritmias cardíacas. Se puede combinar con el espino blanco.
  • Rusco: se usa para prevenir la aparición de varices, hemorroides, pesadez de piernas, hinchazón de piernas o tobillos, etc.
  • Hammamelis: un remedio eficaz para fomentar la buena circulación general, se usa y recomienda en casos de varices, hemorroides y menstruaciones abundantes.
  • Ginko biloba, jengibre y ginseng son complementos que ayudan a una buena circulación.
  • Diente de león: por ser rica en taninos y propiedades calmantes, es muy benéfica en problemas circulatorios periféricos (mala circulación en las extremidades). Para su mejor utilización, se debe realizar baños locales con la infusión de dicha planta.