Los hongos en las uñas u onicomicosis es una afección muy común que afecta sobre todo a los pies, y que está causada por unos parásitos microscópicos denominados ‘dermatofitos’, los cuales proliferan en ambientes húmedos y en épocas de mucho calor. Los hongos en las uñas ocasionan cambios en el color, la forma y la textura de las uñas y en los casos más graves se puede llegar a producir hasta la destrucción completa de la uña afectada. Por ello, es tan importante reconocer sus síntomas y curarla cuanto antes. Además, también es posible prevenir los hongos en las uñas poniendo en práctica una serie de sencillos consejos.

Para evitar los hongos en las uñas es esencial mantener manos y pies siempre limpios y secos es una medida necesaria para prevenir la aparición de hongos en las uñas. Es esencial llevar a cabo una correcta higiene, utilizando preferiblemente un gel de ph neutro que evite la irritación de la piel y la disminución de sus defensas.

Seca muy bien las manos y los pies después de lavarlos e incluso tras realizar ejercicio físico, pues lo más normal es que las plantas de los pies estén sudadas. Incide sobre todo en las zonas susceptibles de ser infectadas por hongos como los espacios existentes entre los dedos. Esta medida es fundamental ya que la humedad propicia y favorece el desarrollo de hongos.

Llevar las uñas cortas y perfectamente cortadas en todo momento también es importante para prevenir los hongos en las uñas y la aparición de otras afecciones como inflamaciones, uñeros, etc. En el caso de las uñas de los pies procura realizar un corte recto y limpio, evitando dejar bordes irregulares y cortar las esquinas de las uñas. Así, impediremos que estas puedan crecer dentro de la piel dando lugar a lo que conocemos como uñas encarnadas.

Es conveniente limpiar y desinfectar previamente las herramientas que empleamos para la manicura y la pedicura, así como evitar compartirlas con otras personas.

Usa siempre calzado en sitios públicos como playas, gimnasios, piscinas, saunas o duchas comunitarias, pues andar descalzo es una de las formas más fáciles de ser contagiado por hongos. Asimismo, para prevenir los hongos en las uñas de las manos se recomienda el uso de guantes cuando estamos limpiando en sitios húmedos.

Los hongos en los pies tienen tendencia a desarrollarse en aquellas partes que se encuentran sometidas a una mayor presión. Por ello, para prevenir los hongos en las uñas es esencial llevar calzado cómodo que permita que el pie disponga de suficiente espacio para “respirar” y usar calcetines o medias transpirables. Procura ventilar por la noche el calzado que has usado durante todo el día y evita compartir tanto los zapatos como los calcetines y medias a fin de evitar un contagio por hongos.

El uso de polvos de talco específicos como PULVAPIES  son buenos para disminuir la humedad en los pies y protegerlos.

¡Cuídate y hasta una próxima ocasión!