fbpx

1. Compra zapatos de tu número

 
Al momento de comprar zapatos cuida que tus pies entren sin esfuerzo y se sientan cómodos. Debe haber un pequeño espacio entre el dedo más largo y la punta del zapato.
 
2. Utiliza zapatos para ciertas actividades
 
Si practicas algún deporte en especial sólo tienes que investigar cuál es el mejor. Además, cuando participes en alguna carrera o evento deportivo lo mejor es llevar  aquellos que utilizas durante el entrenamiento.
 
3. Acostumbra a tu pie
 
Si compraste zapatos, úsalos durante una o dos horas todos los días para identificar las zonas de comodidad y hacerlos más flexibles. Después, aumenta el número de horas hasta usarlos todo el día.
 
4. Cuidado con las costuras
 
Antes de comprar los zapatos revisa las costuras y el interior del zapato, para prevenir que te lastimen y te causen ampollas.
 
5. Usa calcetines
 
Si tienes la oportunidad de usar tu calzado con estas prendas de tejidos sintéticos evitarás la formación de ampollas al reducir la fricción del calzado con tu piel.
 
6. Aplica vaselina
 
Si vas a usar los zapatos que te causan ampollas, ponte un poco de vaselina o embarra un poco de jabón seco en la zona donde se forman estas lesiones, así reducirás la fricción.
 
7. Mantén secos tus pies
 
La presencia de humedad facilita la formación de ampollas, así que puedes utilizar talcos o desodorantes que mantienen secos tus pies.
 
8. Coloca almohadillas o bandas adheribles
 
Antes de ponerte unos zapatos coloca almohadillas o una bandita adherible en la zona donde se genera la ampolla. Sirve para absorber la humedad y evitar la fricción de la piel con el zapato.
 
Para evitar la aparición de ampollas revisa que tus zapatos tengan una ventilación adecuada para que transpiren tus pies. Y tú, ¿cómo previenes las ampollas?

https://mejorconsalud.as.com/